Hola! Mi nombre es Ivonne, soy socia fundadora de Elida Rosa y Responsable de Marketing y Atención al cliente. Cuando tenía 8 años creé mi primer “empresa”. Había visto en Bricolage (Utilisima) cómo hacer velas artesanales y puse manos a la obra. Los domingos a la siesta las hacía, las ponía en una caja de zapatos y las salía a vender casa por casa en mi pueblo.
“Hola! Hago velas artesanales, te puedo mostrar sin compromiso?” Me lo acuerdo cómo si fuera ayer. Ocho años así y luego nació Brianna, mi marca de accesorios textiles. Hacía vinchas, gomitas para el pelo, aros, collares, pulseras, etc. Otros seis años creando. En el 2014 empecé a trabajar con una empresa que poco tenía que ver con el arte o lo artesanal y me alejé de la magia. Disfrutaba mi trabajo pero no tenía nada que ver conmigo, así que pronto empecé a sentirme vacía. En ese momento Pato, mi novio y socio ahora, me dijo: Por qué no haces algo para vos, sólo por disfrute? Así conocí el mundo de la cerámica. Aluciné. Todos los martes tomaba clases y ese era mi día amado de la semana. Lo esperaba llena de ilusión y entusiasmo. Entonces, decidí que quería sentirme así todos los días y creé Elida Rosa. El resto de la historia está distribuida en cada rincón de esta tienda y en pequeños capítulos en nuestra cuenta de Instagram.
Elida Rosa para mi es magia, es soñar despierta todos los días, es expansión. Bienvenida a nuestro mundo! 

 

Hola! Mi nombre es Matias, pero me dicen Pato. Soy socio Responsable de Logística y Administración. Me apasionan los deportes y eso me llevó a estudiar periodismo deportivo. Trabajé 7 años como periodista en Buenos Aires, logrando las alegrías más hermosas y unas cuantas frustraciones. En un punto sentí que había cumplido un ciclo y cambié de rumbo. Empecé un nuevo trabajo y ahí la conocí a Ivo. Me vine a vivir a Córdoba y la acompañé como novio en los inicios de Elida Rosa. En un momento de desborde me sume al taller para dar una mano y nos dimos cuenta  de que hacíamos un gran equipo juntos. Entonces, decidimos asociarnos. Empecé ocupándome de la logística y el embalaje y pronto fui tomando más responsabilidades. En el proceso descubrí nuevas pasiones. Amo la administración y Elida Rosa es el espacio perfecto para expandirme y aprender todos los días. Soy muy feliz de ser parte de esta magia y poder elegir con libertad cómo crear y cómo vivir. Bienvenida a nuestro mundo!


Nosotros somos los socios y quienes elegimos el camino, pero el compromiso diario de un montón de personas hace posible la aventura. Trabajamos en equipo con Javier, Richard y más de cinco ceramistas; Andrés, nuestro matricero; Caro y Diego, los fabricantes del packaging más lindo del mundo mundial; Mati, Marcos y su equipo de estampación textil; Alberto, quien imprime nuestras postales y etiquetas; los chicos de la empresa de embalajes; los chicos de las bicis que entregan en todo Córdoba; las personas de logística de varias empresas, también con costureras, diseñadoras y fotógrafas. Creatividad y mano de obra argentina haciendo magia. Creatividad y mano de obra argentina haciendo Elida Rosa todos los días.
 

BIENVENIDA, UNA VEZ MÁS, A NUESTRO MUNDO ✨